Escuela infantil "Nice day"

CONSTRUIDO

situación_ plaza Dentistas murcianos. Murcia

fecha_ JUNIO 2012

superficie_ 190 m2

promotor_ particular

constructor_ Jose Antonio Castillejo

materiales_ reciclaje de preexistencias, pintura, PVC, césped artificial, vinilo...

fotografía_ David Frutos

 

 

Hubo un tiempo, durante los años de la gran burbuja, en el que, con demasiada frecuencia, llegaban noticias de la desaparición de algún lugar emblemático de nuestro barrio. Asistíamos con tristeza al cierre de un cine o de una tienda de toda la vida para ver que, en su lugar, se abría una oficina bancaria o una agencia inmobiliaria. Por fin esa situación se ha revertido. Llegó la crisis y, con ella, aquellos símbolos de "prosperidad" también comenzaron a caer. 

En el local donde antes estaba la oficina de una desaparecida caja de ahorros, en el barrio de Santiago y Zaraíche de Murcia, ha florecido un paisaje singular. La silueta de una ciudad inventada que se superpone a la real. La una y la otra se entremezclan, se desdibujan y crean la ilusión de dentro y fuera. Las líneas de un diminuto skyline de ficción transitan por las paredes del interior y saltan al exterior, crecen y recorren los ventanales de aquella antigua sucursal bancaria, que se convierten en "intercambiadores escalares" entre el complejo mundo real y el entorno sencillo y protegido de las aulas.

La escuela infantil británica "Nice Day" nace de la ilusión y de la voluntad de sus promotores, cuya ilusión incentivó la máxima optimización de los medios medios económicos disponibles. Para reducir todo lo posible el coste de la obra cualquier elemento preexistente debía ser aprovechado de forma estratégica. La intervención consistió en una operación de reciclaje de carpinterías, falsos techos e instalaciones que, como mucho, pudieron ser repintados y redistribuidos. Simplemente con ello y superponiendo nuevos acabados a estos elementos se logra una completa transformación del lugar. El resultado es un proyecto de mínimos: las ilustraciones y el diseño de una imagen gráfica, a cargo del estudio de diseño Paparajote Factory,  colonizan los nuevos espacios y generan un ambiente infantil y optimista sin recurrir a tópicos: una pequeña escenografía urbana, mullida y lúdica, al alcance de las manos de sus pequeños usuarios.