fiesta COACV

menu
menu

Una noche de mayo de 2004, por encargo del Colegio de Arquitectos de la Comunidad Valenciana, el espacio del claustro del Convento del Carmen de Valencia fue trasformado ad hoc para albergar la cena y fiesta anual del COACV. Todo debía montarse y desmontarse en un día. Un suelo de caucho cubriendo el albero central, un mobiliario efímero fabricado en poliestireno expandido del que los asistentes podían apropiarse e, incluso, llevarse al término de la celebración y una serie de proyecciones de video sobre pantallas y sobre los muros del claustro, fueron los únicos elementos que cambiaron el carácter del lugar durante una noche. La progresión de imágenes, la evolución de la música y el ánimo de los participantes conforme avanzaba la fiesta hicieron el resto. Quite a night!